La cuesta arriba del período de adaptación

El Martes fue el primer día de guardería de mi peque, con 23 meses tuvo que enfrentarse por primera vez a estar totalmente sola rodeada de desconocidos. Fue muy duro separarme de ella que se agarraba a mi cuello desesperadamente y al verla intentar zafarse en vano de la barrera que el cuerpo de la profe ejercía en mitad de la puerta llorando desconsoladamente se me partió el corazón. Estuvo la hora entera llorando a grito pelado y yo me quedé en casa destrozada pensando si realmente era bueno para ella hacerla pasar por ese trance. Me planteé si no estoy siendo una hipócrita cuando no me pasa por la cabeza si quiera el dejar el colecho y la teta y sin embargo durante el día la despacho con un grupo de niños y un adulto que no conoce, en un entorno que no conoce y sin nadie a quién abrazar cuando tenga miedo, que al fin y al cabo imagino que es eso lo que debe de sentir, mucho miedo.

Si realmente tuviéramos la necesidad de dejarla allí por motivos de trabajo, si no tuviera abuelos y no tuviéramos otra alternativa, pero en realidad la apunte a la guardería porque es una niña muy tímida y pensé que le iría bien socializar y jugar con otros niños antes de ir a la escuela infantil, pensé que se divertiría y aprendería muchas cosas y que iría a clase de buena gana y después me contaría todo lo que había hecho durante las horas de clase.

Eso pensaba, pero después de dejarla allí me entraron toda clase de dudas. El resto de la semana hemos estado ”tranquilas” porque la pobre venía arrastrando un catarro y ha estado unos días con fiebre en casa. El Martes llegó a casa agotada de llorar y sólo tomo teta y se durmió, ha estado toda la semana pegada a la teta (es así siempre que esta mala) pero quizá haya influido también esa hora de separación de mamá. Esta semana ha sido para nosotras un respiro pero ya tiemblo de pensar en dejarla allí de nuevo el martes, tengo la esperanza de que esté con más ánimo esta vez, que tal vez la cogió con el pie un poco torcido porque estaba malita, pero si la veo llorar desconsoladamente otra vez no sé si llegaremos al tercer día…

Además mi suegra me anima diciéndome que no la lleve, que no es necesario y que no es bueno para su corazoncito tanto sufrimiento y realmente mi instinto y mi corazón me dicen que esta vez tiene razón. Pero por oro lado todo el mundo dice que todos pasan por esto y que a los pocos días se adaptan…¿realmente o es que se resignan? …aunque claro mucha gente me ha dicho también que la deje llorar en la cuna siguiendo el método Dr. Estivil que a todo el mundo haya utilizado o no pretende recomendar y mucha gente me ha dicho que es mayor para tomar teta, que me va a dejar seca, etc…¿y que he hecho? como dicen en mi tierra los he mandado a escaparrar!! Y ahora me contradigo y la obligo a hacer algo que ninguna de las dos deseamos.

No se como acabará esto, lo mismo acabo la semana borrándola de la guardería…eso sí creo que su padre me mata! Ya os contaré!

descarga

8 comentarios en “La cuesta arriba del período de adaptación

  1. Ayyy pobre que penita!!! El mío empezará el cole el jueves, después de 3 años sin despegarse de mi. Mi esperanza es que es un cole de 12 niños a los que ya conoce y hará adaptación..es lo que me digo para no pensar en que puede pasarlo mal jeje.
    Es una pena que tengamos que pasar por esto, pero estoy segura de que estarán bien, aunque les cueste un poquito.

    Le gusta a 1 persona

  2. Acaban adaptándose, aunque algunos tardan más que otros, pero luego van súper contentos porque allí lo pasan muy bien. Niño fue de los que tardó bastante en adaptarse, que por las mañanas lloraba, que faltó mucho porque estaba malito, y cuando se incorporaba vuelta a empezar. Pero luego ya iba bien, con ganas, allí tenía a sus amigos y lo pasaba muy bien. En el segundo año ya no hubo adaptación, fue contento desde el primer día. Así que ánimo, es normal que te sientas mal, dále un poco de tiempo.

    Le gusta a 1 persona

    • Pfff, no voy a tirar la toalla todavía pero creo que mi peque es de la de llorar días y días y no sé si aguantaremos. Mi idea era esa que se divirtiera y saliera contenta porque además es muy tímida y creo que necesita abrirse un poco a estar con otros peques. Gracias por los ánimos! 😉

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s