Mi parto en Quirón Zaragoza, una experiencia para no repetir

Hace mucho tiempo que quería hablar de cómo fué mi parto en la Clínica Quirón de Zaragoza, pero nunca encuentro el momento para hacerlo, quizá porque ya han pasado casi dos años de aquel día (claro que entonces no tenía mi blog que nació hace sólo unos meses) o quizá porque no sabía por dónde empezar. Pero  ahora encuentro que ha llegado ese momento y que quizá pueda ser útil para alguna de vosotras que en un futuro cercano o no tan cercano estéis pensando en dar a luz en esta clínica.

Podríamos pasarnos todo el día hablando de lo bueno, de la experiencia tan gratificante que supone tener un hijo, del cambio que dieron nuestras vidas a partir de ese momento, pero esta vez tengo que decir que no fue todo tan de color rosas y que no todo es tan digno de recordar.1024px-HumanNewborn

Decidí hacerme un seguro privado porque creí que de cara al futuro, al tener mi bebé, estaría mejor atendida en una clínica privada que en la Seguriad Social, tremendo error! tal vez estuvimos más cómodos en la habitación (ya que tiene cama para el papá) y siempre habitaciones individuales, pero esa es la única ventaja que le vi con respecto al parto. Si bien estuve súper bien atendida por el Dr. Orós durante todo el embarazo, con un seguimiento y más ecografías que por la Seguridad Social y en este caso si recomiendo el seguimiento por un seguro privado, el tema del parto ya es otro cantar.

Mi parto fue inducido el día 18-09-13, cuando cumplía el día 11, sólo habían pasado 7 días desde que saliera supuestamente (digo contando el margen de error que siempre lo hay) de cuentas, en la Seguridad Social siempre te dejan un poco más. En ese momento me pareció perfecto porque estaba deseando verle la carita y ya me moría de impaciencia y de ganas de quitarme un peso de encima por otro lado (porque tenía los bajos muy doloridos en el último mes, del peso), pero a posteriori la verdad es que pienso y ¿si la criatura realmente no estaba preparada aún para nacer? y si hubiera esperado unos días más ¿habría nacido por si misma?. Tal vez esto no sea tan importante pero yo no quería un parto inducido, no quería forzar a la naturaleza, no quería ninguna sustancia artificial que pudiera afectar a mi pequeña (que seguramente no afecte nada, pero mejor si es natural) y sobre todo tenía miedo porque me habían dicho que dolía más que un parto normal por el tema de la oxitocina y porque había visto a mi hermana con un parto inducido llorar de dolor.

La verdad es que el tema del dolor es algo tan subjetivo, yo he tenido siempre reglas muy dolorosas, de esas de las que te dan pinchazos que te hacen retorcerte, quizá por eso a mí no me pareció tan doloroso el parto. Si claro que duele, no  lo vamos a negar, pero no como para morir del dolor. Quizá estaba tan preparada a sufrir el dolor por las narraciones y vivencias compartidas con otras mamás que casi me pareció poco (jaja, como si quisiera más, a ver si me entendeis que masoca no soy), quiero decir es una sensación así como el que va al cine a ver la película del momento, efectos especiales espectaculares, una trama increíble y tal y te han hablado tan sumamente bien que cuando llegas y la ves por muy buena que sea te decepciona, algo así me pasó a mí, que salí diciendo…pues no es para tanto! Si es verdad que fue con epidural y claro a partir de ahí ya no te enteras de nada (que ahora seguramente no me la pondría)

Bueno vamos a volver al principio que me pierdo en devaneos…como os he dicho el control del parto en la consulta del Dr. Orós (muy buen médico y muy profesional) muy bien, nos explicaba todo con mucho detalle y muy amablemente en cada consulta. Ahora bien cuando se acercaba la fecha del parto hablamos de la clínica donde íbamos a dar a luz y muy a mi pesar no me dejaron elegir (yo que pensaba que esto era solo decisión nuestra, tonta de mí) en fin intentamos llevarlo a nuestro terreno, yo quería a toda costa la Clínica Montecanal ya que por los comentarios que había leído en internet y por lo que me habían comentado mamás que habían dada a luz en esta clínica era la mejor de Zaragoza y por nada del mundo quería la Quirón. Pues bien nos dijo que allí tenía el instrumental, conocía el equipo y demás y que en otra clínica se iba a encontrar perdido y fuera de lugar, este tema me asustó la verdad y preferí que se saliera con la suya que tener a un médico ”perdido” en el momento del parto. La casualidad hizo que por temas de trabajo me lo encontrara en el portal de su domicilio meses después, que casualmente se encontraba a escasos metros de la clínica Quirón. Por supuesto me hizo preguntarme hasta que punto no nos había manipulado para su comodidad y me hizo sentirme idiota por haber cedido en ese momento, sobre todo por como lo llevamos después.

Volvamos al momento del parto, me ingresaron a las 15.00, con la oxitocina puesta a las 19:00 no había dilatado ni un cm, aunque la matrona (Prado) de la cual no quiero ni acordarme, porque delicadeza no tuvo en ningún momento, ya me había hecho unos cuantos tactos (como si estuviera palpando a un cerdo, dicho sea de paso), sin hablarme casi, sin mostrar ningún respeto, yo al principio creí que esta mujer simplemente era seria, callada sin más, pero no me gustó nada el trato recibido, poco le costaba ser un poco más amable en ese momento. Pero lo peor no fue eso, lo peor fue algo que no le voy a perdonar nunca, cuando mi marido salió de la sala de dilatación y yo me encontraba de espaldas al gotero (de lado en la camilla) ella inyectó algo en el gotero, sin decir palabra, y yo allí con los dolores la verdad es que no estaba para controlar a nadie. La vi cuando ya lo había inyectado (sin decirme absolutamente nada y por la espalda), le pregunté de que se trataba y me dijo el nombre (sólo que mi memoria de pez lo olvidó) más tarde creo recordar que me dijo que se trataba de Buscapina, una sustancia que se utiliza para los cólicos y que algunas matronas (sin estar regulado de ninguna forma y sin que aparezca para nada en el prospecto esta indicación) utilizan para la dilatación en el parto. El caso es que no sé si fue por esta sustancia pero en cuestión de 2 horas mi hija había nacido, fue todo muy precipitado.

En la sala de parto, esta mujer no paró de decirle a mí marido porque tu habrás cenado pero nosotros nos tenemos que ir ahora a cenar…¿qué? a ver señora un poquito de delicadeza y a ver si estamos en lo que estamos…que yo si estoy atendiendo a un cliente no le estoy diciendo oiga que me tengo que ir a comer y no es una situación ni la mitad de delicada que la que estamos hablando. Bueno como ya os he dicho esta señora la delicadeza la debió de perder hace años si algún día la tuvo. Para más inri me hizo la maniobra de kristeller, que consiste básicamente en hacer presión en la parte superior del vientre de la madre para empujar hacia abajo al bebé. Tengo entendido que esto se hace en casos de emergencia (y cada vez menos) y tengo que decir que no me pareció necesario en mi caso, ya que apenas me dio tiempo a empujar y ya asomaba la cabeza…pero bueno yo no soy médico y ahí no les voy a discutir en este caso. Eso sí la señora me clavó el codo en las costillas de tal forma que me estuvo doliendo más de una semana.

Me pusieron a mi pequeña durante un corto instante en el pecho y luego se la llevaron, lo típico a medirla y demás. Eran las 22 de la noche , ya no la vi más hasta las 6 de la mañana y ahí es dónde estoy muy enfadada con la cínica Quirón. Me dijeron que tenía problemas para respirar, nada grave, que le pasa a muchos niños, que no asumen aún que han nacido y les cuesta un poco hasta que se hacen, así que se oía un silbidito y para ayudarla la iban a poner en la incubadora con óxigeno. Me pregunto hasta que punto no influyó lo precipitado del parto, quizá simplemente la obligamos a salir antes de que estuviera preparada y me siento un poco culpable de dejarlos hacer.

Pasé la noche en vela, sufriendo porque no sabía si estaba bien o mal, a mí no me dejaban levantarme de la cama y a ella no me la subieron en toda la noche, pero no sólo eso, no subieron a hablar conmigo a decirme como estaba, absolutamente nada, me dejaron totalmente desinformada y  me sentí desválida, impotente y muy sola esa noche sin mi hija. Yo no sabía si estaba entubada o como estaba (mis familiares tampoco supieron explicármelo en el momento) yo me la imaginé con el tubo de óxigeno en la nariz y no era así, era solo un poco ambiente en la incubadora por lo visto. Pero ¿no podían haberme bajado en una silla a nidos para verla un rato? ¿para amamantarla? nada!fue una noche interminable de auténtico vacío y desesperación que nadie quiso entender y fuí lo bastante tonta como para callarme y no bajar allí y montar en cólera (que es lo que haría ahora).

La actuación non grata de la Clínica Quirón no acabó esa noche. La noche siguiente la niña lloró toda la noche, claro ibamos con una noche de retraso y la subida de la leche tardó en consecuencia un poco más, tenía hambre! Pasada la revisión con el pediatra al día siguiente me dieron biberones de apoyo (una bolsa entera me llevé para casa) que les paga la marca o que, me pregunte? Me dijo el pediatra que había perdido peso, menos mal que sabía de sobra que los bebés pierden peso en los primeros días y esto era normal (y más después de perder una noche de teta enterita) y no le hice caso. Me indicó que le diera el biberón y después si se quedaba con hambre la teta…¿cómo? lo hice al revés y el biberón no fue necesario. Ya había leído que el apoyo a la lactancia en la Quirón era nulo pero aun así me sorprendió.

En definitiva una experiencia para no repetir jamás, por eso, por si alguna futura madre le sirve, que no cometa el mismo error que yo, que tenemos una Seguridad Social muy buena para estas cosas, con los mejores medios y quiero creer con buen personal. Yo ahora lo tengo claro, nunca jamás en Quirón.

16 comentarios en “Mi parto en Quirón Zaragoza, una experiencia para no repetir

  1. Que espanto! Lamento mucho que fuese así, no hubo parto respetado por ningún lado, no se respeto el piel con piel, ni si quiera te daban información de lo único importante en ese momento, saber como estaba tu hija y por qué no estaba contigo. Es que te he leído y me he ido encendiendo, que falta de humanidad por dios, te hicieron todo lo que todas las que nos informamos tememos que nos ocurra, todo juntito en un Pack.. Te falto la cesárea innecesaria. . Lo siento, de verdad, no me extraña que estés enfadada porque no hay trato humano por ningún lado.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi hija nació en el Hospital Ruber Internacional y mi parto fue muy parecido al tuyo solo que yo tuve la suerte de contar con matronas y demás personal sanitario cariñosísimo y excelente. También se la llevaron a la incubadora porque nació con un distrés pulmonar pero a mí sí me dejaron ir a verla los 3 días que estuvo ahí. Y el comer, estos niños se agotan mamando así que me recomendaron ponermela al pecho 10 minutos y luego biberón. Se agotaba mucho al pecho. Lamento que tuvieras mala experiencia en el trato y en privar el ir a verla las primeras horas…

    Le gusta a 1 persona

    • La verdad es que el trato hace muchísimo y ya te digo que mi matrona la amabilidad la ha visto de lejos. Siento que tu peque naciera con ese pequeño problema, es muy duro tener que separarte de ella en las primeras horas, pero al menos tu estuviste informada y viéndola y dándole el pecho (eso es lo único que yo deseaba). Pobrecilla que se agotaba mamando, claro, pero con paciencia pudisteis compaginarlo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Ay, guapa, qué pena todo lo que cuentas! Desde luego para no repetir! Yo afortunadamente puedo decir todo lo contrario de la Clínica Dexeus Barcelona, donde el trato y absolutamente todo fue maravilloso. De todos modos, en muchas clínicas, según quien te toque tienes una u otra experiencia. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  4. Cómo te entiendo… Yo también di a luz en la clínica Quirón y con la misma matrona… el tiempo pasa pero yo lo recuerdo como el primer día … Lo peor es preguntarte y cómo no salí corriendo con el primer comentario… Si te vale de algo, a mí me pusieron cuatro ampollas de buscapina pero acabé en cesárea urgente… Todavía pienso si puedo hacer algo, pedí todo mi historial con toda la medicación administrada… No hay ni una sola constante vital tomada… Un buen rato sin detectar contracciones uterinas, que según la matrona daba igual y que después me di cuenta de que se había caído la sonda de monitorización ( que estaba cogida con venda…) en fin, mi bebé ya tiene quince meses y me gustaría poder olvidar porque como dicen, ya pasó, pero es difícil…

    Le gusta a 1 persona

    • Lo siento. La verdad es que en ese momento te encuentras un poco indefensa, pero sí yo a posteriori pienso porque no les plante cara o salí corriendo a la primera. Lo de la buscapina no lo había oído hasta ese momento y no me hace ni puñetera gracia! y menos que lo hiciera todo de espaldas sin ni siquiera preguntar (como sino fuera cosa nuestra). Pues igual algo deberíamos hacer al menos informar para que otras no pasen por una experiencia desagradable.

      Me gusta

  5. Es deleznable el trato que has recibido en un momento tan precioso como el nacimiento de tu hij@. Desde luego puedo opinar que en clínica montecanal fue todo un lujo el parto de mi mujer. Ya me han llegado más relatos negativos de Quirón. A quien lea esto y este pensado donde dar a luz en Zaragoza, sin duda montecanal, que no os engañen vuestros ginecólogos si ir a la Quirón, que lo único que hacen los directivos de Quirón es untarles más dinero sin importarles la calidad asistencial. En montecanal estaréis genial, además de que el centro es nuevo y Quirón es casposo.

    Me gusta

  6. Hola!! Madre mía, como me sentido identificada con Maria Moor. No por el tema del parto, sino por la misma opinión que tenemos con la matrona Maria Del Prado Abad de Quirón.
    Yo di a luz hace un año y medio y la verdad que me hubiera gustado llevarme otro recuerdo mucho mas bonito. El trato durante todo el embarazo con el Dr. Herraiz fue genial, lo mejor. Ademas que lo recomiendo totalmente. Un gran profesional.
    La “matrona” lo peor. Me hizo sentir mal, con mas miedos (yo siendo primeriza), hablaba lo mínimo y encima borde. Ya cuando iba a ponerme las correas cuando me faltaba pocas semanas para parir ya vi que era muy seria y sosa. Pero bueno, no le di mas vueltas. Ahora pienso: tendria que haber pedido que me cambiaran de matrona, pero yo que iba a saber que en un dia así, que estás de parto ella iba a seguir siendo así.
    Despues de parir me suben a la habitación y ya no volví a verla. Se supone que tiene que pasar a verte los días que estas allí y no fue ni una vez. Un dia mandó a su “ayudanta” como me dijo la chica que vino que la habia mandado ella porque decía que no podia venir. En fin, una falta de profesionalidad increible, un trato nefasto por su parte, hasta a mi marido le contestaba mal el dia del parto porque le dijo que no fuera tan bruta al tocarme. Lo que ha dicho Maria Moor de que le tocaba como a un cerdo me ha hecho mucha gracia porque es lo mismo que pensé yo! Que poco tacto por dios! En fin, si os toca esa matrona por favor yo os aconsejo que la cambieis, decir si podeis pedir otra, porque os va a amargar el dia y no va a ser como todas queremos que sea.
    Yo si tengo que volver a Quirón es lo único que tengo claro, que con esa ni hablar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s